Las tarjetas abusivas, o con intereses abusivos, también son conocidas como tarjetas revolving o de pago aplazado. Son tarjetas que ofrecen crédito de consumo permitiendo aplazar el pago de las compras. Este tipo de tarjetas usan reclamos del tipo “cómodos plazos”, "paga como tu quieras", etc, para atraer al consumidor. Además se puede devolver el crédito consumido, en mensualidades muy bajas que son las que pueden permitirse consumidores con ingresos bajos, y es aquí donde comienzan los problemas.

Al visitar nuestro sitio web, acepta que estamos utilizando cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia. Saber más